CUATRO MESES SIN VER EL SOL

La mayoría de animales nacen en primavera, pero el oso viene al mundo el pleno invierno. El recién nacido pesa menos de 400g, es ciego y su diminuto cuerpo rosado sólo está recubierto por una fina pelusa. Infortunadamente, su mamá está a su lado para alimentarlo, protegerlo y darle calor. Acurrucado junto a ella se pasa cuatro meses dentro de la madriguera, al abrigo de la nieve y de las tormentas. En primavera, cuando efectúa su primera salida, ya sabe andar y está preparando para seguir a su madre y descubrir el mundo. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...